27 de noviembre de 2012

Archivo


"Te miro para no sentirme tan sola en esta conversación con el espejo que estoy llevando, para no dejarme caer, para no encontrarme llorando cuando mira hacia la ventana. Esto de sobrellevar la vida es cada vez más difícil, y vos te pones al frente mío, para que te de un beso, un abrazo y ese “pero no seas así” que ya no puedo llevarlo conmigo aunque a ti, a tu melena de león, tus ojos cáscara de naranja y aroma de vainilla, a ti te quiero llevar siempre, de ida y vuelta al sol, para que nos quememos con la sopa en invierno y nos tapemos con la frazada que me trajo mamá del sur.
Te quiero con lo poco que me queda, con las uñas rotas de tanto aferrarme a ti. Te quiero con mis imperfecciones, porque siempre estoy en la espera de algo mejor. Y te quiero sin ropa ni nada, porque te quiero con las ganas de ser en vos y que vos seas en mí, tan imperfectos. Y te quiero, de esta forma, así, sin quererlo. Y te quiero, te quiero tanto, pero mejor lo hagamos mañana, que esto ya no es amor. (is this it?)"


No hay comentarios:

Publicar un comentario